domingo, 22 de noviembre de 2009

19º MEDIO MARATÓN DE VALENCIA 09


Dos semanas después de la Media de Castellón en el calendario está marcada la de Valencia, este año son dos semanas de diferecia y no una como el año pasado, mucho mejor así.

La víspera Manuel, Saúl y Pedro se aceran a la feria del corredor a por los dorsales, para mi mucho más cómodo si no tengo que ir. La organización espectacular, en la bolsa del corredor han incluido un billete de metro para que l gnte pueda dejar el coche en casa y un boletín con las últimas instrucciones (párking, duchas, recorrido,...) de 10.

El domingo por la mañana el típico descontrol del Macarrunning antes de la salida y prácticamente sin calentar vamos a buscar nuestros cajones no sin antes sorprendernos de las bandejas de vaelina que poe a disposición de los corredores la organización. Veo a unos cuantos ilustres, Perales, Jose David, Paco, Groucho...

Me propongo la carrera como una prueba en la táctica de carrera, son muchos los que me dicen que no se correr y estoy seguro de que tienen razón. La planifico como cuatro parciales de 5.000 m y me propongo no salir rápido y estar en el primer parcial en los 4 min/km.

La salida es multitudinaria, pese a los cajones cuesta mucho avanzar, estoy unos 20 seg. parado y cuesta mucho hacerse un hueco. Hasta pasados unos cientos de metros es imposible coger ritmo, pero una vez superados comienza de verdad la carrera.

Me pasa algún corredor conocido de ritmo similar al mío, pero prefiero seguir mi estrategia y le dejo marchar, voy muy cómodo al pricipio e intento ajustar el ritmo al que me he propuesto. Disfrutando de correr por Valencia caen los primeros km. Primer Parcial: 19:53 (3:59 min/km)

Tras el avituallamiento decido aumentar algo el ritmo y epiezo a adelantar a muchos corredores, me propongo no pasarme de vueltas y sigo con el freno echado. Pasado el 6k oigo un fuerte golpe, poteriormente nos enteramos que una mujer ha caído desde un piso. Sobre el 7k me alcanza Alberto, corredor de Altura (y de altura) con el que compartí el 10.000 de Castellón, le saludo y vamos hablando, no paramos de hablar, se nota que no vamos a tope. Vamos juntos unos km y Alberto sube el ritmo, no le sigo, prefiero seguir a la mía. Segundo Parcial: 19:39 (3:56 min/km)

Segundo avituallamiento, me viene bien, bebo, me refresca y seguimos, no paro de adelantar corredores. Aumento de nuevo el ritmo, pero guardando la ropa, no quiero precipitarme, alcanzo sobre el 12k a Alberto y ya vamos juntos hasta el final. Amaga con tirar agua al público y luego pide ánimos, la gente nos los d en forma de aplausos, nos divertimos y sin bajar el ritmo. Convento de Santo Domingo, Santa Catalina (que no el Micalet), Plaza del Ayuntamiento y por Pintor Sorolla hacia el Turia. Nos cruzamos con muchos corredores a los que ya sacamos unos 5 km. Tercer Parcial: 19:30 (3:55 min/km)

Ahora sí, me refresco sin beber apenas y se acabó el control total, a disfrutar hasta que comience el sufrimiento, tiro de Alberto, le animo a que me siga y cuando muchos ya van justos nosotros despegamos. Hay un ligero desnivel favorable que ayuda. Voy solo tirand, nuestro ritmo es muy superior y enseguida enlazamos y superamos a los grupos de corredores que van por delante. Al llegar al circuito comienzo a notarme cansado, pero ya queda menos, ni siquiera veo el puente característico del circuito... pasamos a Mariano de Onda y 20k, Cuarto Parcial: 19:01 (3:48 min/km)

Sólo queda uno, intento aumentar el ritmo pero apenas puedo, Alberto me sigue con dificultades, ls corredores van an línea y sólo nosotros vamos a un ritmo diferente, creo que eso es lo que se llama correr de menos a más. 21k: 3:40.

Sólo quedan los eternos 97 metros, pasamos varios arcos y parece que no vaya a llegar nunca, Alberto me da la mano, nos felicitamos y cruzamos el arco que vale en 01:22:38 (real: 01:22:15).

Acabo contento por cumplir con lo que me había propuesto, el tiempo, que me parece bueno, era hoy secundario. He difrutado con la carrera, con la organización, con la compañía,... el Medio de Valencia es una de las grandes.



En la llegada malla de naranjas, bebida y electroestimulación que pruebo por primera vez, en la pequeña cola nos dan una manta térmica para que no cojamos frío, espectacular. Sali llega enseguida, muy buena carrera, al poco Pedro junto a Sellés (o puede que en orden inverso) y Edu que tuvo problemas en carrera.

A las duchas, que han mejorado respecto a 2008 y comida en un sitio secreto de Manuel, bona!


CLASIFICACIÓN DEL MACARRUNNING CLUB

165 MECHO PEREZ, JOSE LUIS 1:22:38 M SENIOR MASCULIN 03:55
378 ROYO RICHART, SAUL 1:27:33 M SENIOR MASCULIN 04:09
1.358 JORGE MARZA, PEDRO 1:39:22 M SENIOR MASCULIN 04:43
1.669 SELLES ORS, MANUEL 1:41:38 M VETERANO B 04:49
1.851 BOSCH APARICI, EDUARDO 1:42:59 M SENIOR MASCULIN 04:53

domingo, 8 de noviembre de 2009

XXVI MITJA MARATÓ DE CASTELLÓ por Pedro Jorge Marzá

CRÒNICA D'UN TERRASCLAT


Hoy es martes 17, hace exactamente nueve días del calvario más grande jamás sufrido desde que tengo esta sana afición. No he sido capaz de ponerme a escribir antes por tiempo y porque las sensaciones aún ahora son malas, las de la semana pasada eran indescriptibles.

Todo empieza en un entrenamiento a mediados de mayo camino a Borriol (nuestra tirada larga) cuando Edu me comenta si había mirado la clasificación del I Circuit Terrasfalt. La respuesta fue negativa ya que en un principio corrimos todos la II Carrera a pie Puerto Azahar por cercanía y yo después me fui solo a mi pueblo a correr la IIX Marcha a peu a Cabanes. Lo de la II Cursa Serra d’ Oropesa fue más convoi que otra cosa ya que fuimos a comer varios días a mi apartamento para entrenarla. La prueba más convincente de que no estaba siguiendo el circuito está en que en la semana antes de la XXVII media maratón de Vilarreal (semana del entrenamiento que os comento) Edu y yo nos inscribimos a la carrera de montaña de Vall d’ Alba ya que habíamos entrenado montaña y yo no había debutado en una media todavía. La llamada clave la hace Mechó para decirme que la Media seguramente sería el punto de inflexión para ver la gente que seguía el circuito, “la tens que fer, la tens que fer, a on aneu a Vall d’ Alba?”. Se barajó la posibilidad de doblar ya que Vall d’ Alba era sábado, pero debutar en una distancia desconocida después de una carrera de montaña no era lo que más me apetecía. Gracias Edu por acabar de convencerme y acompañarme toda la carrera. Efectivamente mi gran amigo Mechó tenía razón, algunos de los que tenía delante en la clasificación no vinieron a la carrera hasta el punto de ponerme tercero de mi categoría y quinto en la general. Posición que mantuve todo el circuito pasando en junio por XXI Pujada al desert , agosto V Marcha a peu Irta, Septiembre IV Mitja Marató de muntanya l’ Alcora, octubre IV Gran Premio 42ypico ciudad de Castellón y noviembre, aún me cuesta pronunciar su nombre, la XXVI media maratón de Castellón. Otra observación antes de pasar a la crónica de la agonía es que al primer clasificado del circuito lo descalificaron en el G.P. 42ypico quedándome segundo de mi categoría y a un paso de la gloria en la general, cuarto.

Todo apuntaba a un bonito desenlace, media en casa, circuito relativamente llano y un entrenamiento no especifico para la distancia pero sí más constante que nunca. Hasta que el miércoles de la semana clave empiezo con tos, fiebre y demás síntomas de los cuales no me quiero acordar. Si señores gripe A. Me tranquiliza el médico al decirme que las únicas diferencias que tiene respecto a la estacional para una persona sana, son la popularidad que le han dado los medios y la virulencia, mucho menor que su homónima invernal. Único tratamiento, paracetamol y descanso, “y este fin de semana vida normal” me tomé las palabras del médico al pié de la letra, supongo que para él vida normal no era hacer una media el domingo, para nosotros sí.

Llega el dichoso día 8N, Edu pasa a recogerme, yo hace cuatro días que no salgo a la calle y pam! Primer golpe bajo (bueno voy a expresarme de forma macarrónica) patada en la boca. Me molesta la luz, hace frio y lo peor de todo el viento invita a coger la tabla y el kite, no las zapatillas y la camiseta de tirantes. Una vez aparcado el coche la gente calienta, estira, madre mía que fuera de la carrera estoy. Hasta que empiezo a trotar con Santi (al que hay que darle la enhorabuena por terminar lo que fue su primera media) que me lo encuentro de camino al coche, no me doy cuenta de que por lo menos trotar puedo. Momentos después me veo envuelto de corredores nerviosos por culminar sus marcas y ¡Pum! pistoletazo de salida, me rondan por la cabeza unas expresiones que todos conoceis “alla vàs cabaç, maricón l’ ultim i ja t’ apanyaràs” así que a tope. Y este fue mi error, empezar la competición con los mismos parciales que si no hubiera estado enfermo. Edu a quinientos metros, Santi a mi lado y creo que Nacho detrás, de Mecho no digo nada porque en las carreras solo lo veo en foto. El viento arrecia con fuerza, mucha fuerza en cambio el Garmin sigue marcando 4:35, la avda. Virgen de Lidón se hace eterna pero aquí las fuerzas aún están intactas. Primera vuelta (49:00) no esta mal, pero bien tampoco. Los relevos con Guillermo (La Jarra Running) son constantes, tira él, tiro yo, lo animo, me anima, hasta que llega el avituallamiento de la farola donde después de beber veo que se van distanciando a medida que aumenta el dolor en el costado. “Bienvenido amigo flato, pasa, pasa hasta la cocina”. No lo conocía hasta entonces pero se intensificó tanto que en la rotonda del Corte Inglés tuve que parar, empieza la tos seca y agónica que hace que el dolor se convierta en pesadilla, empiezo a trotar sólo por el apoyo de otros corredores y por algo más que no hace falta que os reseñe. Era la ocasión perfecta para abandonar por primera vez desde que compito ya que el flato no tenía pinta de desaparecer, la tos no remitía y el único cambio de ritmo que podía hacer era de lento a parado. Mi corazón intentó continuar aunque fuera a seis minutos el kilómetro pero la cabeza no paraba de decirme que quedaban seis o siete kilómetros. Y esta es la agonía que pasé hasta meta. No voy a hablar de tiempos porque conscientemente no paré el Garmin, no miré el crono del arco de meta y a día de hoy no sé exactamente la marca. He borrado el track de la carrera y he regalado la camiseta. La única satisfacción que me queda es que sólo me adelanto un corredor del circuito y quedé tercero de mi categoría.



Dar las gracias a Selles por los ánimos más que por el video, a Saúl por acompañarme unos metros (que se hacían kilómetros) a las chicas por los gritos, a Mecho y Edu por preocuparse ya en meta cuando estaba destrozado, a Willy por los relevos, a Kike y Esme del Running Castelló por los ánimos en el Parque de Sur, a su compañero de club José Luis por lo mismo pero en meta, a Gabi por venir a verme y en definitiva a toda la gente que me ayudó a conseguir el primer trofeo del MACARRUNNING CLUB. ¿Será Tombatossals nuestro segundo metal?


CLASIFICACIÓN MACARRUNNING CLUB

63 1:22:21 JOSE LUIS MECHO PEREZ
452 1:39:12 EDUARDO BOSCH APARICI
686 1:46:43 PEDRO JORGE MARZA
730 1:49:08 NACHO LLORCA GUILLAMÓN
793 1:53:56 SANTIAGO BLASCO SEGURA

video